Calambres Nocturnos: Síntomas, Causas y Remedios

Los calambres musculares en las piernas pueden deberse a distintas causas que provocan una contractura súbita e involuntaria de un músculo o grupo muscular, con dolores intensos y a menudo, insoportables. Los tratamientos naturales para el calambre muscular de las piernas, recurren a diferentes remedios caseros, que actúan contra las diversas causas que pueden provocarlos. Conoce cómo aliviar los calambres musculares en cada caso.

Síntomas de los Calambres Nocturnos
Los síntomas de los calambres en las piernas son:
Espasmos musculares sostenidos que ocurren en su mayoría por la noche
Endurecimiento visible del músculo acalambrado
El músculo acalambrado es duro al tacto
El calambre es intenso y puede durar desde unos pocos segundos hasta varios minutos
El calambre puede repetirse varias veces en el mismo lugar hasta que finalmente desaparece
El calambre puede incluir parte de un músculo, el músculo entero o varios músculos a la vez
Los calambres en las piernas son seguidos por dolor en la zona
Puede haber evidencia de necrosis de fibras musculares y elevaciones de la quinasa de creatinina del suero en el área afectada.
Los calambres en las piernas regulares pueden causar fatiga muscular y dolor
Los calambres nocturnos en las piernas son especialmente molestos durante el embarazo
Los pacientes que padecen de un desequilibrio de electrolitos o los pacientes que son sometidos a hemodiálisis también están propensos a calambres en las piernas
Causas de los Calambres Nocturnos

Si bien no hay consenso aún acerca de alguna causa específica de los calambres en las piernas durante la noche, los estudios muestran que hay ciertos factores que pueden aumentar la probabilidad de padecer estas dolorosas contracciones musculares. Se cree que algún desencadenante o defecto en el sistema nervioso provoca que los músculos se contraigan. Algunos expertos sugieren que también puede estar involucrado el mecanismo que impide que los músculos respondan a la actividad del sueño en el cerebro. Otro punto de vista insiste en que se producen calambres en las piernas durante el punto de transición entre el sueño y la vigilia. Aunque hay varias ideas diferentes sobre por qué ocurren los calambres nocturnos, la mayoría de los científicos coinciden en que estos calambres no se relacionan en absoluto con algún defecto o trastorno en el cerebro.

Otros factores que pueden inducir calambres en las piernas incluyen:
Deshidratación por el consumo insuficiente de líquidos
El exceso de ejercicio o repentino
El exceso de ejercicio o ejercicio repentino
Desequilibrio de los niveles de electrolitos
Largos períodos donde las piernas y pies se mantienen en una posición no natural
Estar mucho tiempo sentado
Anormalidad en formaciones óseas como los pies planos
Períodos prolongados de pie o permanecer de pie sobre superficies muy duras
Embarazo
Incremento de peso
Diarrea
Desequilibrio o bajos niveles de magnesio en el organismo
Bajos niveles de calcio, sodio, o potasio
Sudoración excesiva
Diuréticos y diálisis renal
Problemas con la tiroides
Diabetes
Enfermedad de Parkinson
Anemia
Trastornos endocrinos
Ciertos medicamentos, como los medicamentos para la presión arterial y los anticonceptivos orales
Problemas con la circulación de la sangre
Algunas infecciones bacterianas o virales
Artritis reumatoide
Enfermedad nerviosa raíz
Síndrome de las Piernas Inquietas
Enfermedad arterial periférica (PAD)
Estenosis espinal
Enfermedad de Addison
Alcoholismo
Cirrosis
Remedios para Calambres Nocturnos

El tratamiento para los calambres nocturnos involucra algunos pasos simples para disminuir el malestar y reducir el dolor:
Si despierta con un calambre en la pierna, lo primero que puede hacer es dar un masaje suave a los músculos afectados. Incluso puede utilizar aceite para bebés y dar suave masaje sobre la zona en forma circular, en dirección vertical y horizontal sobre el músculo acalambrado, con un movimiento de vaivén sobre el músculo completo.
Aplique una compresa caliente sobre la superficie cuando no se calme la contracción. El calor suaviza el músculo y estará más maleable ayudando a reducir el dolor. Un baño caliente puede hacer el truco también.
También puede ayudar aplicar hielo sobre el área afectada. El hielo puede aliviar el dolor y reducir la inflamación, si la hay, pero asegúrese de no aplicar el hielo en el área por más de diez minutos continuos.
Tan solo trate de hacer algunos ejercicios de estiramiento simples para relajar los músculos. Puede acostarse boca arriba y levantar las piernas, con sus dedos de los pies apuntando hacia el techo. Flexionar los dedos de los pies hacia atrás lentamente y liberar. Alternar entre la flexión y señalar hacia arriba hasta que el calambre desaparezca. Otro ejercicio de estiramiento sencillo es elevar los pies y extender la mano intentando alcanzar los dedos de sus pies, por supuesto permaneciendo sobre la cama. Al estirarse hacia los dedos de sus pies estirará eficazmente los músculos de la pantorrilla.
Con frecuencia, los calambres nocturnos son causados por deshidratación. En tales casos, el mejor remedio para los calambres nocturnos sería la de hidratarse durante todo el día. Tomar por lo menos de 8 a 10 vasos de agua (con mayor razón si hace ejercicio vigoroso y suda mucho).
Un remedio muy antiguo es tomar antes de ir dormir agua de quinina que contiene quinina. Aunque esto ha demostrado que es eficaz en el tratamiento de los calambres nocturnos, consulte con su médico antes de hacerlo, ya que la quinina tiene varios efectos secundarios adversos si no se toma con cuidado. Evite la quinina completamente si está embarazada.
Otro remedio para los calambres en las piernas durante la noche es estirar las pantorrillas y los pies con regularidad durante todo el día. Hacer un poco de ejercicio ligero antes de dormir, como unos pocos minutos en una bicicleta estacionaria también podría ayudar a prevenir los calambres.
Aumente su consumo de vitamina C para prevenir los calambres en sus músculos. Tomar la opción de Vitamina C de liberación controlada dos veces al día. Aunque se recomiendan cápsulas de 1.000 mg, consulte con su médico antes de iniciar cualquier régimen nuevo, ya que inclusive los suplementos de vitaminas pueden causar efectos secundarios o reaccionar negativamente ante otro medicamento.
Si el motivo de los calambres nocturnos es debido al bajo nivel de sodio o de potasio, puede lograr el equilibrio consumiendo algunas de las bebidas deportivas disponibles en el mercado. Estas bebidas están creadas para reponer los electrolitos perdidos en el cuerpo.
Dieta para los Calambres Nocturnos

Además de tomar suplementos de minerales y vitaminas para compensar los bajos niveles de potasio, sodio y calcio, también puede hacer cambios en sus hábitos alimenticios para tratar los calambres en las piernas durante la noche:
Incremente el consumo de frutas y vegetales frescos. Frutas como los plátanos, uvas, albaricoques y dátiles son fuentes maravillosas de potasio y magnesio.
Evite el consumo de harinas refinadas que no tienen valor nutricional y sí tienen niveles bajos de magnesio. En su lugar, consuma todo tipo de comida o harinas de grano entero y cereales para obtener el máximo sus beneficios naturales.
Otras excelentes fuentes de minerales incluyen las legumbres, repollo, brócoli, naranjas, tomates, carne de cerdo, cordero, atún, papas y maíz.
La espinaca, quimbombó, acelga, arroz integral y las almendras son alimentos ricos en magnesio y pueden prevenir los calambres en las piernas.
Comer queso, tofu, productos lácteos enteros y legumbres puede ayudar a mantener los niveles apropiados de calcio.
Intente una botana nocturna de almendras; pasas, ciruelas pasas, ciruelas o tomates, ya que tienen un alto contenido en magnesio pueden prevenir calambres en las piernas durante la noche.
Limite su consumo de sal y sodio durante el día, ya que esto puede incrementar la pérdida de líquidos y el potasio por consiguiente.
Sugerencias para los Calambres Nocturnos

Puede evitar los calambres nocturnos mediante los siguientes consejos:
Coloque una almohada para soporte de sus pies cuando duerma boca arriba
Si duerme boca abajo, intente dejar sus pies sobre el borde de la cama
Mantenga la ropa de cama suelta alrededor de los pies. Con frecuencia, la ropa de cama apretada puede provocar que dedos de los pies y los pies en si queden en una posición poco natural durante la noche y causar calambres por consiguiente
Use el calzado apropiado durante el día. Si tiene que estar de pie durante largos períodos de tiempo asegurarse de que su calzado sea cómodo y con el apoyo adecuado. Regularmente el uso de tacones altos también puede ocasionar calambres nocturnos
Estire los músculos antes de dormir. Intente hacer algunos ejercicios sencillos de estiramiento para sus pantorrillas antes de irse a la cama para evitar que se produzcan los calambres
Si tiene mucha actividad, tome cantidades adecuadas de agua y líquidos durante el día para evitar la deshidratación. Sin embargo, tenga cuidado de no exagerar el consumo de líquidos, ya que tomar demasiados líquidos puede diluir la concentración de sodio en la sangre y causar otros problemas de salud.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*